Consejo de Hombres Buenos "garante de los usos y costumbres de la red de regadíos de la huerta"

El Concejal Antonio Navarro defenderá una moción en el Pleno del próximo jueves para reconocer su “trascendencia social y jurídica”. Propone la colocación de una placa conmemorativa en la plaza de Santa Catalina, que originariamente fue su lugar de reunión.

El PP promueve un reconocimiento del Ayuntamiento al Consejo de Hombres Buenos como "garante de los usos y costumbres de la red de regadíos de la huerta".

El Partido Popular propondrá al Pleno de la Corporación que se celebrará el próximo jueves que el Ayuntamiento promueva un reconocimiento de la “trascendencia social y jurídica” del Consejo de Hombres Buenos, como “garante de los usos y costumbres de la red de regadíos de la huerta de Murcia”.

El Concejal Antonio Navarro es el promotor de esta medida, que también contempla otros dos acuerdos. Por un lado, la colocación de una placa conmemorativa en la Plaza de Santa Catalina, en el lugar donde se reunían originariamente; por otro, plantea que el Ayuntamiento apoye todas las iniciativas de carácter científico que se lleven a cabo para fomentar y potenciar el conocimiento social y jurídico del Consejo de Hombres Buenos. En este caso, cita el acuerdo entre el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia y profesores de la Universidad de Murcia para poner en valor esta institución como tribunal consuetudinario e integrante del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Con más de diez siglos de antigüedad, el Consejo de Hombres Buenos es el tribunal encargado de impartir justicia en el seno de las comunidades de regantes tradicionales de la huerta de Murcia, contemplando unas normas basadas en la costumbre que asumen y transmiten de generación en generación. Su supervivencia durante siglos y su integración en el sistema judicial español con iguales garantías y valor jurídico que cualquier corte civil se explica por su contribución eficaz al mantenimiento de los extensos y complejos sistemas de regadío de la huerta de Murcia construidos en época andalusí (siglos IX-XIII).

Estos motivos le han permitido atesorar una serie de valores sociales y jurídicos que han sido reconocidos por distintas instituciones a todos los niveles, entre ellos, su declaración como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO en 2009. Dicho dictamen se fundamentaba por ser "testimonio único de una tradición cultural viva: la de la justicia y el gobierno democrático y autogestionario de las aguas por parte de los campesinos andalusíes en el ámbito de las huertas que rodeaban las grandes ciudades de la fachada mediterránea de la Península Ibérica".

A lo largo de su dilatada historia, ha adaptado su organización jurídica y funcionamiento, que actualmente se vertebra en 13 artículos incluidos en las Ordenanzas y Costumbres de la Huerta de Murcia, que sirvieron para poner en orden el complejo marco legislativo existente sobre la huerta y otorgar carácter legal al tradicional Consejo de Hombres Buenos.

Navarro recuerda en su moción que el Consejo está reconocido como tribunal consuetudinario y tradicional, lo que hace que sus sentencias sean firmes e inapelables ante la justicia ordinaria.

Contacta con el Grupo Municipal Popular de Murcia
Menu.